Iglesia - Estado

Lo más conveniente es que estén separados. El Reino de Jesús no es de este mundo y cuando venga a la tierra el poder político y religioso serán uno en Él. 

Además en un estado laico ( no laicista / secularista, ¡ojo! no confundir ) podemos tener certeza de quien es quien sin estar bajo el velo del "estado cristiano " , ya que muchos se dirán cristianos y asistirán a la iglesia pero solo por cuestiones civiles ( como bautismos, casamientos, defunciones, etc ) pero no para lo que se debe que es profesar la fe en comunión con los santos. 
En un estado laico los ciudadanos estarán segregados entre sí debido a sus creencias siendo más fácil separar la paja del trigo. No se olviden que un país o nación no es una iglesia ya que los vínculos que los unen son factores nacionalizantes y no el Espíritu Santo.

Gobernantes

Una cosa es gobernantes con temor a Dios que es algo muy bueno, otra es una religión oficial. Pienso que en este tema habría que separar esto.
El debate es acerca de la religión oficial.

Así como Dios nos dio derecho de creer en Él o no, hay gente que tiene el derecho de no hacerlo.
Puede haber una religión oficial pero gobernantes sin temor a Dios, o estado laico con gobernantes que temen y respeten el libre albedrío de los no cristianos.

Con un estado laico nos ahorramos el dolor de cabeza que tuvo la Iglesia después de Constantino, en que muchos se " convertían " porque era la religión del emperador. Nos ahorraríamos muchos falsos hermanos y clientelismo político. 
En un estado laico sucede, pero en los partidos políticos y no dentro de la iglesia. Somos menos propensos a que se ensucie nuestro testimonio.