ELI, ELI, LEMA SABACTANI

¿Literalmente Jesús fue separado del Padre en la cruz?

Mateo 27:46,

Y alrededor de la hora novena, Jesús exclamó a gran voz, diciendo: ELI, ELI, ¿LEMA SABACTANI? Esto es: DIOS MIO, DIOS MIO, ¿POR QUE ME HAS ABANDONADO?

Hay que ver como se usa la expresión " estar separado ":


Primeramente debemos traer a consideración los principales conceptos Cristológicos: 
Cristo es 100% Dios y 100% Hombre al mismo tiempo en una misma Persona.

Segundo: Pablo en Filipenses 2:6-8 , "siendo en forma de Dios se vació a Si mismo " ( si bien las Biblias dicen " despojó " , la mejor traducción para " ekenosen " es "vaciar" ).

Tercero: al estudiar Filipenses 2:6-8. 
Cuando habla del " vaciado " ( o despojo) de Cristo lo hace en pasado porque tal acción en la época que Pablo Escribía ya había acontecido. 
Pero toda esa acción está englobada en la acción de la Ser / Existir , conjugando el Verbo en un presente continuo ("uparjen") , eterno, el cual no aduce ni a un comienzo ni a un final de tal acción. 
Por lo tanto exegéticamente vaciado o no de Divinidad Su Identidad como Dios jamás cesó.

Por lo tanto teniendo esto en mente estamos en condiciones para adentrarnos en este misterio tan discutido ocurrido en la cruz.

Volviendo a la pregunta inicial:

Preferiría distinguir entre "separar " y " excomulgar"
Jesús como Hombre mortal era igual que nosotros pero sin pecado.
Era libre para decidir si permanecía en comunión con Dios Padre obedeciendo Sus mandamientos o excomulgarse de Él por medio de cometer pecado.
Por lo tanto sabiendo que hay 2 energías en Cristo ( y también 2 voluntades ) , como Hombre estaba separado o vaciado de la Divinidad pero en comunión con el Padre mientras esté en obediencia.

Si vamos al momento en que Jesús clama en la cruz, esa comunión que tenía con el Padre se rompe porque Dios es Santo ( Lv 20:7; 1 Ped 1:16) y al caer sobre Jesús el pecado de los elegidos ( Dt 21:23; Gál 3:13) automáticamente la Ira de Dios se derrama sobre Cristo cumpliéndose lo que dice Isaías 53:5,

El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, y por sus heridas hemos sido sanados.