¿Es Dios el causante del mal en el universo?

Si estudiamos la Escritura hay varias palabras que se traducen por mal ,las cuales se aplican en contextos diferentes:

Poneron: a nivel general, desde una óptica de las consecuencias destructivas que el mal conlleva ( Juan 17:15)

Kakia: que se traduce por " malicia " y está en el campo del pensamiento ( 1 Cor 14:20)

Faulon: que es el mal en relación concerniente con el pecado ( Rom 9:11).

En el Antiguo Testamento es más genérico el término, y es " Ra' " ( Is 7:15)

No es lo mismo desgracia que desgraciado. 
Disculpen la palabra pero es para dar una panorámica del punto.

Para "ponerle mas sabor al caldo" veamos el siguiente texto.

Job 2:10,


Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios.

Como vemos Job cayó en desgracia, esto no quiere decir que el hiciera mal ya que la Escritura lo presenta como un ser recto, y aun en esa condición no pecó.
Por otro lado el MAL que le sobrevino aunque no fue Dios directamente quien lo causo, Job refiere que viene de Él pues como sabemos lo permitió.

Esto es lo que podríamos entender como recepción de condiciones adversas de parte de Dios, no me gusta llamarlo "mal" pues se puede mal interpretar.

Por otro lado vemos que la maldad, pecado, iniquidad, soberbia o desobediencia como lo quieran llamar proviene del mismo ser creado, por ejemplo vemos a continuación en Ezequiel 28 la profecía hacia el rey de Tiro que muchos creemos se refiere a satanás:

15 Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad.

16 A causa de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de iniquidad, y pecaste; por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, oh querubín protector.

17 Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra; delante de los reyes te pondré para que miren en ti.

Como vemos la maldad proviene de la criatura y no del creador.

Volviendo al libro de Job, éste es perfecto para estudiar dicho tema porque nosotros como seres humanos estamos inmersos en una película la cual solo conocemos parte del guión y tenemos un leve conocimiento de lo que pasa detrás del escenario. El Libro de Job nos muestra ese back stage.

Dios en Su Soberanía permite todo lo que está pasando en el mundo. Jesús fue muy claro al respecto:

"¿No se venden dos pajarillos por una monedita? Y sin embargo, ni uno de ellos caerá a tierra sin permitirlo el Padre ( Mt 10:29).

Por lo tanto en cierta medida Dios es Soberano de todo lo que pasa en el Universo.

En el caso del sufrimiento humano Dios siempre tiene un propósito:

El crisol es para la plata y el horno para el oro, pero el SEÑOR prueba los corazones ( Prov 17:3)

Eliu es muy claro:

13 ¿Por qué contiendes contra él?
Porque Él no da cuenta de ninguna de sus razones.

14 Sin embargo, en una o en dos maneras habla Dios;
Pero el hombre no entiende.

15 Por sueño, en visión nocturna,
Cuando el sueño cae sobre los hombres,
Cuando se adormecen sobre el lecho,

16 Entonces revela al oído de los hombres,
Y les señala su consejo,

17 Para quitar al hombre de su obra,
Y apartar del varón la soberbia.

18 Detendrá su alma del sepulcro,
Y su vida de que perezca a espada.

19 También sobre su cama es castigado
Con dolor fuerte en todos sus huesos,

20 Que le hace que su vida aborrezca el pan,
Y su alma la comida suave.

21 Su carne desfallece, de manera que no se ve,
Y sus huesos, que antes no se veían, aparecen.

22 Su alma se acerca al sepulcro,
Y su vida a los que causan la muerte ( Job 33:13-22).

Si vamos al libro de Job, Dios nunca le reveló directamente el porque de su sufrimiento ( no le dijo que hizo una apuesta con el diablo para probar su fidelidad - Job 1y 2- ) , pero después de haberla pasado Job entendió el propósito cuando dijo:

De oídas te había oído;
Mas ahora mis ojos te ven ( Job 42:5)

Y terminó siendo bendecido no solo con el conocer a Dios directamente sino se le restituyó y añadió aún más de lo que tenía:

10 Y quitó Jehová la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos; y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job.

11 Y vinieron a él todos sus hermanos y todas sus hermanas, y todos los que antes le habían conocido, y comieron con él pan en su casa, y se condolieron de él, y le consolaron de todo aquel mal que Jehová había traído sobre él; y cada uno de ellos le dio una pieza de dinero y un anillo de oro.

12 Y bendijo Jehová el postrer estado de Job más que el primero; porque tuvo catorce mil ovejas, seis mil camellos, mil yuntas de bueyes y mil asnas,

13 y tuvo siete hijos y tres hijas.

14 Llamó el nombre de la primera, Jemima, el de la segunda, Cesia, y el de la tercera, Keren-hapuc.

15 Y no había mujeres tan hermosas como las hijas de Job en toda la tierra; y les dio su padre herencia entre sus hermanos.

16 Después de esto vivió Job ciento cuarenta años, y vio a sus hijos, y a los hijos de sus hijos, hasta la cuarta generación.

17 Y murió Job viejo y lleno de días ( Job 42:10-17).

Por conclusión:

antes de tocar este tema sería recomendable aclarar a que arista nos referimos ( si al origen o al propósito) . No sea que caigamos en la actitud de los mediocres y esquizofrénicos de culpar a Dios de los errores que cometemos por nuestra propia ignorancia y/o debilidad.