¿Existió fornicación entre ángeles y humanas?

Génesis 6:1-8:

"1 Y aconteció que cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, 2 los hijos de Dios vieron que las hijas de los hombres eran hermosas, y tomaron para sí mujeres de entre todas las que les gustaban. 3 Entonces el SEÑOR dijo: No contenderá mi Espíritu para siempre con el hombre, porque ciertamente él es carne. Serán, pues, sus días ciento veinte años. 4 Y había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después, cuando los hijos de Dios se unieron a las hijas de los hombres y ellas les dieron a luz hijos. Estos son los héroes de la antigüedad, hombres de renombre. 
5 Y el SEÑOR vio que era mucha la maldad de los hombres en la tierra, y que toda intención de los pensamientos de su corazón era sólo hacer siempre el mal. 6 Y le pesó al SEÑOR haber hecho al hombre en la tierra, y sintió tristeza en su corazón. 7 Y el SEÑOR dijo: Borraré de la faz de la tierra al hombre que he creado, desde el hombre hasta el ganado, los reptiles y las aves del cielo, porque me pesa haberlos hecho. 8 Mas Noé halló gracia ante los ojos del SEÑOR."

Judas 5-8:

"5 Ahora quiero recordaros, aunque ya definitivamente lo sepáis todo, que el Señor, habiendo salvado al pueblo de la tierra de Egipto, destruyó después a los que no creyeron. 6 Y a los ángeles que no conservaron su señorío original, sino que abandonaron su morada legítima, los ha guardado en prisiones eternas, bajo tinieblas para el juicio del gran día. 7 Así también Sodoma y Gomorra y las ciudades circunvecinas, a semejanza de aquéllos, puesto que ellas se corrompieron y siguieron carne extraña, son exhibidas como ejemplo al sufrir el castigo del fuego eterno. 8 No obstante, de la misma manera también estos hombres, soñando, mancillan la carne, rechazan la autoridad y blasfeman de las majestades angélicas."

2 Pedro 2:3-7:

"3 y en su avaricia os explotarán con palabras falsas. El juicio de ellos, desde hace mucho tiempo no está ocioso, ni su perdición dormida. 4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles cuando pecaron, sino que los arrojó al infierno y los entregó a fosos de tinieblas, reservados para juicio; 5 si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, un predicador de justicia, con otros siete, cuando trajo el diluvio sobre el mundo de los impíos; 6 si condenó a la destrucción las ciudades de Sodoma y Gomorra, reduciéndolas a cenizas, poniéndolas de ejemplo para los que habrían de vivir impíamente después;(...)"

Con respecto a lo de la fornicación de los ángeles , la palabra dignidad la carta de Judas en griego es " arjai " / principado. 
Abandonaron su posición de prestigio en los cielos.
Además los ángeles no se pueden casar ni procrear .

Lc 20:34-36,

"34 Entonces respondiendo Jesús, les dijo: Los hijos de este siglo se casan, y se dan en casamiento;

35 mas los que fueren tenidos por dignos de alcanzar aquel siglo y la resurrección de entre los muertos, ni se casan, ni se dan en casamiento.

36 Porque no pueden ya más morir, pues son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios, al ser hijos de la resurrección."

Tanto Pedro como Judas no estan haciendo comparación alguna con respecto a los ángeles y los pecados de Sodoma y Gomorra , sino una ennumeración de distintas prácticas pecaminosas que Dios aborrece para mantenernos advertidos :

Judas 5: destruyó a los que no creyeron. 
La condena es por falta de fe.

Judas 6:ángeles que abandonaron su posición de privilegio y su morada. 
La condena es por apostasía.

Judas 7: Sodoma y Gomorra. 
La condena es por inmoralidad sexual.

Judas 8:No obstante, de la misma manera también estos soñadores mancillan la carne, rechazan la autoridad y blasfeman de las potestades superiores. 
La condena es por blasfemia y rebeldía.

2 Pedro 2:3 , condena: avaricia

2 Pedro 2:4, condena: pecado de los ángeles, ya mencionado en Judas ( apostasía )

2 Pedro 2:5, condena: rebeldía ( comparar con Gn 6:3 -" mi Espíritu no contendrá para siempre con el hombre porque él es carne, más serán sus días 120 años- ) , 120 años después vino el Diluvio.

2 Pedro 6-7: condena: inmoralidad sexual.

¿Quiénes eran los hijos de Dios y las hijas de los hombres?

Los hijos de Dios eran la descendencia de Set, mientras la de los hombres la de Caín.

¿Cómo llegamos a ésta conclusión?

Llegamos por descarte, ya que como expresé arriba jamás pudieron ser los ángeles. 
Y si no se dan en casamiento llegamos a la conclusión que deben ser humanos.

¿Como sabemos que clase de humanos?

Es fácil, por sus frutos los conoceréis (Mateo 7:16). Si estudiamos la línea genealógica de Caín, sus frutos no revelan ser hijos de Dios. 
Sabiendo que no son hijos de Dios por descarte la otra línea que nos queda es la de Set.
Además sabiendo que a los ángeles se los llama hijos de Dios en Job 1 (en lo tocante a haber sido creados por Dios, no engendrados como Jesús y nosotros - Salmo 2:7, Heb 1:5 , 1 Juan 1:12-13-) y sabiendo que como dijo Jesús a los saduces son asexuados .
Nos queda aplicar la clasificación Paulina de 1 Cor 2 en la que distingue entre hombre psíquico ( mal traducido natural ), hombre espiritual. 
Los hijos de Dios eran hombres espirituales, gente que conoció la Verdad de Dios pero cayó al unirse en yugo desigual con paganas.

Una objeción a esta postura es la prugunta ¿por qué los hijos de los creyentes juntados con incrédulos hoy día no sufren gigantismo? 

La respuesta es simple. 
Cuando un ser humano abre una puerta para una modalidad nueva de pecado, Dios usa como ejemplo esa situación inicial como advertencia para la posteridad. 

Caín por ejemplo, quien después de haber cometido el primer homicidio la tierra no le sería productiva ( Gn 4:12)
Tenemos el ejemplo de Onán , quien acababa fuera de su mujer para no dar descendencia incumplimiento la ley patriarcal del matrimonio levirático (Gn 38).
Tenemos a Coré, quien se opuso a la autoridad designada por Dios cometiendo sacrilegio ( Nm 16).
También el ejemplo de Balaam, muerto a espada por venderse por lucro después de haber sido iluminado ( Nm 22-24, 31:8; 2 Ped 2:15; Jd 11 ; Ap 2:14).

Estos ejemplos y muchos más dan la razón a Pablo cuando Escribió en Romanos 15:4,

Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.