Domingo día del Señor.

1-Apología contra el Sabatismo:

¿Quién dice que ahora, en el Nuevo Pacto el sábado es un día de reposo?
 Se menciona pero no lo hace exclusivo.

Juan 5:16: "A causa de esto los judíos perseguían a Jesús, porque hacía estas cosas en el día de reposo. 17 Pero El les respondió: Hasta ahora mi Padre trabaja, y yo también trabajo."

El sábado es un día más.

El énfasis que se hace con respecto a ese día es que era propicio debido a que se encontraban reunidos en la sinagoga.

¿Por qué no se especifica el día de los otros milagros de Jesús? Porque no era sábado.

Decir que el sábado es un día especial porque aparece citado tantas veces es tan falaz como el argumento de los Testigos de Jehová cuando afirman que festejar el cumpleaños trae desgracia porque en los dos mencionados en la Biblia lo hubieron. Dicha argumentación no pasa más de un argumentum ex silentio (falacia del silencio).

2- Hay una simbología detrás de este día:

El sábado representa el reposo del pueblo de Dios de sus obras. Cuando un creyente completa la misión que Dios le encomendó en su vida , va al reposo ( Ef 2:10).
En la carta a los Hebreos 3:7-11 se habla de este reposo el cual el Rey David anunció proféticamente en el Salmo 95:7-11.

Hebreos 3:7-11 dice:

7 Por lo cual, como dice el Espíritu Santo:
Si oyereis hoy su voz,

8 No endurezcáis vuestros corazones,
Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto,

9 Donde me tentaron vuestros padres; me probaron,
Y vieron mis obras cuarenta años.

10 A causa de lo cual me disgusté contra esa generación,
Y dije: Siempre andan vagando en su corazón,
Y no han conocido mis caminos.

11 Por tanto, juré en mi ira:
No entrarán en mi reposo.

Aquí está hablando de un reposo para los justos el cual la generación incrédula que salió con Moisés en el desierto no alcanzó, e interpretando este Salmo el autor de Hebreos nos incluye en esta promesa mostrándonos el significado y aplicación de la palabra " hoy " ( del versiculo 7) a la que el Rey David hace referencia:

12 Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo;

13 antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.

¿Qué conexión tiene ésto con el sábado impuesto por Dios en la Ley?

Qué la Ley es sombra de lo que ha de venir, lo vemos en muchas simbologías ( las fiestas hebreas, el instrumental del tabernáculo, etc) .
Además en Hebreos cuando se habla de reposo se lo compara al creyente con Dios descansando cada uno de sus respectivas obras (después de volver a exhortar a los creyentes a que teman a Dios) :

Heb 4:9-10,

9 Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios.

10 Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas.

Por último, el reposo de Dios específicamente no vino con la Ley ( aunque en la Ley desde el punto de vista del Canon está registrado ), ya que la Ley vino con Moisés (Jn 1:17).

Además si vamos a la interpretación que nos da el autor de Hebreos , esta postura se fortalece más si vamos al versículo 9 en el idioma original, por el hecho que para decir "reposo" el Texto griego dice "sabbatismos"

Por lo tanto el Sábado es un eco del que está prometido para nosotros en este tiempo de Gracia , así como otras cosas que vivimos en éste tiempo y tenemos el eco de ello anterior a la Ley ( Sacerdocio de Melquisedec, Pan y Vino, Diezmo, Bautismo, etc ).

3-Institución del domingo:

A - La Biblia:

aunque Juan en Ap 1:10 estaba en el Espíritu el día del Señor , no se nos específica que día fue.
Sabemos que sábado no era porque dicho día aparece específicamente expresado cuando a tal día se refiere.

Pero si estudiamos la Biblia y vemos el cuadro completo, es fácil de deducir.
Jesús murió en Pascua / la tarde del 14 de Nisán según el calendario judío (ver Jn 19:14-37).
El día posterior era sábado, por eso iban a quebrarle las piernas a Jesús para que muriera más rápido y así, al siguiente día que era de reposo (shabbat) no tendrían los cuerpos colgados. Igual con Jesús no fue necesario quebrarle las piernas (Jn 14:31-36).
Si contamos los días a la manera semítica (contando la parte por el todo), Jesús resucitó al tercer día ( no son días de 24 horas justas ) , murió la tarde del viernes, permaneció todo el sábado en el sepulcro, y se levantó a primera hora (salida del sol) del domingo (Juan 20:1-28).

La objeción a esto por parte de los sabatistas es que aparece solo una vez y los Apóstoles iban a predicar los sábados a las sinagogas.

Las respuestas a estas objeciones son no son un asunto complicado si analizamos desde todas las perspectivas:

Por lo de la predicación en las sinagogas los sábados era una decisión estratégica por parte de los Apóstoles, ya que ese día que los judíos se encontraban reunidos y el Evangelio debía ser predicado primeramente a ellos (Rom 1:16). Por lo de aducir que los Apóstoles guardaban el sábado no pasa de una falacia de falsa analogía, porque como ya se mostró su objetivo evangelístico y para ser más gráfico daré un ejemplo:

Si pretendiese evangelizar musulmanes de manera colectiva lo más conveniente sería ir un viernes a una mezquita por ser el día que se reunen para cumplir sus obligaciones religiosas.

¿acaso por hacer esto soy guardador del viernes? Obvio que no, sería ridículo pensarlo.

Ahora si estudiamos la cita ubicada en el contexto histórico es muy coherente debido a que al final del siglo I D.C. cuando se había Escrito el Apocalipsis , la Iglesia ya había superado el obstáculo de los judaizantes y se había desprendido completamente del pueblo de Israel. 
Esto lo podemos ver primeramente cuando Pablo después del año 50 DC en Iconio se sacude el polvo y anuncia su Apostolado a los gentiles:

Pero cuando ellos se le opusieron y blasfemaron, él sacudió sus ropas y les dijo: Vuestra sangre sea sobre vuestras cabezas; yo soy limpio; desde ahora me iré a los gentiles ( Hch 18:6).

También podemos ver vestigios judaizantes por el año 62 DC cuando Pablo Escribe a los Colosenses 2:16-17 y les dice:

16 Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo,

17 todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo.

Si analizamos esta evidencia proporcionada por el Libro de Hechos y la Carta a los Colosenses la Iglesia ya a mitad de siglo I DC había comenzado el proceso de desjudaización, el cual más allá de los vestigios existentes a la altura que Juan Escribía ya se había condenado tal herejía en el primer Concilio (Hch 15 - 50 DC -) y para fines de siglo I la Iglesia se había limpiado completamente.

B - La tradición:

La Didaché o doctrina de los doce apóstoles ( 100 D.C.)

Es uno de los más antiguos escritos cristianos no-canónicos del grupo de los padres apostólicos, considerado por algunos anterior a muchos escritos del Nuevo Testamento (entre el año 65 y 80 de la era cristiana). Encontramos en él una breve mención a la celebración continua de la Eucaristía durante cada día del Señor, como el sacrificio perpetuo agradable a Dios profetizado por el profeta Malaquías:

“Reunidos cada día del Señor, romped el pan y dad gracias, después de haber confesado vuestros pecados, a fin de que vuestro sacrificio sea puro.

Todo aquel, empero, que tenga contienda con su compañero, no se junte con vosotros hasta tanto no se hayan reconciliado, a fin de que no se profane vuestro sacrificio.

Porque este es el sacrificio del que dijo el Señor: En todo lugar y en todo tiempo se me ofrece un sacrificio puro, porque yo soy rey grande, dice el Señor, y Mi nombre es admirable entre las naciones (Malaquías 1,11)”

Ignacio de Antioquía (107 D.C.)

Discípulo de Pedro y Pablo, segundo obispo de Antioquia y mártir durante el reinado de Trajano aproximadamente en el año 107 D.C. Cuando fue condenado a muerte se le ordenó trasladarse desde Siria a Roma para ser martirizado. De camino a Roma escribió siete epístolas dirigidas a las iglesias de Éfeso, Magnesia, Tralia, Filadelfia, Esmirna, Roma y una carta a San Policarpo. Cuando escribe a los magnesios da testimonio de como los cristianos no guardaban el sábado sino el domingo:

“Ahora bien, si los que se habían criado en el antiguo orden de cosas vinieron a la novedad de esperanza, no guardando ya el sábado, sino viviendo según el domingo, día en que también amaneció nuestra vida por gracia del Señor y mérito de su muerte, misterio que algunos niegan, siendo así que por él recibimos la gracia de creer y por él sufrimos, a fin de ser hallados discípulos de Jesucristo, nuestro solo Maestro, ¿Cómo podemos nosotros vivir fuera de Aquel a quien los mismos profetas, discípulos suyos que eran ya espíritu, le esperaban como su Maestro?. Y por eso, el mismo a quien justamente esperaban, venido que fue, los resucitó de entre los muertos…Absurda cosa es llevar a Jesucristo entre vosotros y vivir judaicamente. Porque no fue el cristianismo el que creyó en el judaísmo, sino el judaísmo en el cristianismo, en el que se ha congregado toda lengua que cree en Dios”

Justino mártir (150 D.C.)

Es el primer escritor cristiano que llama al día domingo (O Apol., LXVII) en el famoso pasaje en el cual describe el culto ofrecido a Dios por los primeros cristianos en ese día. El hecho de que se reunieran el domingo y ofrecieran culto público necesitaba cierto descanso del trabajo en ese día


Tertuliano (160 – 220 D.C.)


Nació aproximadamente en el año 160 y falleció hacia el 220 D.C. Tertuliano no es considerado un padre de la Iglesia, sino un apologeta y escritor eclesiástico de gran erudición. Al final de su vida cae en herejía abrazando el montanismo, pero fue muy leído antes de abandonar la Iglesia Católica. Menciona expresamente el descanso dominical:

“Nosotros, sin embargo, (según nos ha enseñado la tradición) en el día de la Resurrección del Señor debemos tratar no sólo de arrodillarnos, sino que debemos dejar todos los afanes y preocupaciones, posponiendo incluso nuestros negocios, a menos que queramos dar lugar al diablo” (De orat.”, XXIII; cf. “Ad nation.”, I, XIII; “apology.”, XVI).

Cipriano de Cartago (200-? D.C.)

Obispo de Cartago nacido hacia el año 200, probablemente en Cartago, de familia rica y culta. Se dedicó en su juventud a la retórica. El disgusto que sentía ante la inmoralidad de los ambientes paganos, contrastado con la pureza de costumbres de los cristianos, le indujo a abrazar el cristianismo hacia el año 246. Poco después, en 248, fue elegido obispo. Al arreciar la persecución de Decio, en 250, juzgó mejor retirarse a un lugar apartado, para poder seguir ocupándose de su grey.

En una carta dirigida a Fido sobre trata el tema del bautismo de niños, menciona el domingo como día del Señor por ser el día en que resucitó Cristo:

“Como el día octavo, esto es, el inmediato al sábado era el día en que había de resucitar el Señor, y nos había de dar la vida con la espiritual circuncisión, por eso en la ley antigua se observó dicho día”

C - Decisiones sinodales:

El sínodo de Elvira (306 DC) en el canon 21

demuestra que el día en que la Iglesia se reunía era el domingo: “Si alguien en la ciudad deja de venir a la iglesia por tres domingos, que sea excomulgado por un corto tiempo para que se corrija”

El Sínodo de Laodicea (363 DC) en el canon 29, que limitaba la judaización entre los cristianos, incluía el no descansar el día de Shabat (sábado) pero limitaba a los cristianos a honrar al Señor.

Canon XXIX.
Christians must not judaize by resting on the Sabbath, but must work on that day, rather honouring the Lord’s Day; and, if they can, resting then as Christians. But if any shall be found to be judaizers, let them be anathema from Christ.

Ancient Epitome of Canon XXIX.
A Christian shall not stop work on the Sabbath, but on the Lord’s Day.
Balsamon.

Here the Fathers order that no one of the faithful shall stop work on the Sabbath as do the Jews, but that they should honour the Lord’s Day, on account of the Lord’s resurrection, and that on that day they should abstain from manual labour and go to church. But thus abstaining from work on Sunday they do not lay down as a necessity, but they add, “if they can.” For if through need or any other necessity any one worked on the Lord’s day this was not reckoned against him.

El Concilio ecuménico de Calcedonia en el año 451DC homologó en el canon 1 al concilio de Laodicea (363 DC), haciendo ecuménicas las oredenanzas dictadas en éste sínodo.

The First Canon of the Fourth Ecumenical Council, Chalcedon, reads as follows: "We have judged it right that the canons of the Holy Fathers made in every synod even until now, should remain in force." And the Council in Trullo, in its second canon, has enumerated these synods in the following words. "We set our seal to all the rest of the canons which have been established by our holy and blessed fathers, that is to say by the 318 God-inspired fathers who met at Nice, and by those who met at Ancyra, and by those who met at Neocæsarea, as well as by those who met at Gangra: in addition to these the canons adopted by those who met at Antioch in Syria, and by those who met at Laodicea in Phrygia; moreover by the 150 fathers who assembled in this divinely kept and imperial city, and by the 200 who were gathered in the metropolis of Ephesus, and by the 630 holy and blessed fathers who met at Chalcedon," etc., etc.

Fuentes:

http://www.ccel.org/…/schaff/npnf214.viii.vii.iii.xxxiv.html

http://www.awrsipe.com/…/se…/309%20Council%20of%20Elvira.pdf

http://mb-soft.com/believe/txud/counci10.htm