¿QUE DEBEMOS ENTENDER POR INMACULADA CONCEPCION DE MARIA?

Muchos evangélicos piensan que la separación de Dios es a consecuencia del pecado Personal,  y por ende, creen que antes de la edad del Razonamiento TODOS estamos ligados al cielo.

Esto suena más bien a que los evangélicos creen que Todos hemos sido concebidos sin pecado y que comenzamos a pecar cuando se tiene discernimiento.

Aun así, existe un inmediato rechazo cuando los católicos les mencionamos que María fue concebida sin pecado Original.  Me maravilla inferir que algunos evangélicos entiendan que TODOS somos concebidos sin pecado, excepto Santa  María  Theotokos, la Madre de Dios.

A diferencia de los Evangélicos, los católicos creemos que la separación de Dios de toda la humanidad es el resultado del Pecado Original de Adán y Eva; por ello no podemos pensar que los niños no necesitan de la gracia de Cristo.  Esta es la razón por la cual la Iglesia Católica bautiza bebés, para quitar la mancha del Pecado Original e infundir en ellos el Espiritu Santo.

La Inmaculada Concepción de María no significa que ella haya sido concebida sin intervención de varón al igual que Nuestro Señor.

Lo que señala el Dogma de la Inmaculada concepción es, que en el caso de María,  este efecto del Bautismo fue adelantado al momento de su Concepción EN VISTA DE LOS MÉRITOS DE CRISTO y que los efectos del Pecado Original nunca la afectaron.

Quizá en este punto algún evangélico despistado diga: "Un momento...pero Jesús aún no nacía".

Vaya!!...responderíamos, ¿¿Y Acaso no dijo Jesús: "Antes de que Abraham fuese, YO SOY"??  ¿¿No era Cristo la Roca Espiritual de la cual los israelitas bebían al andar por el desierto??.

Otro punto con el que seguramente nos encontraremos al entablar este tema con algún protestante  es que dicen: "María reconoció su bajeza...Si hubiera sido sin pecado y perfecta no la hubiere tenido".

Resulta en este punto necesario  aclararles  que una traducción más apropiada del texto del Magníficat al que hace referencia el comentario es este:

“porque ha puesto los ojos en la HUMILDAD de su esclava, por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada,” 

(Lucas 1,48 Biblia de Jerusalén)

La palabra que utiliza aquí el texto griego es ταπείνωσις (tapeinōsis) que puede ser traducida como “humillación” , “estado humilde” (The New Testament Greek Lexicon)  y se refiere a la condición de la persona de donde se reconoce pequeña o hace pequeña. Todos tenemos que reconocer nuestra pequeñez ante Dios más eso no tiene una relación directa con haber pecado.

 Los ángeles también se humillan ante Dios y no lo han hecho.

 

Muchas Biblias protestantes traducen aquí esta palabra por “bajeza” (Las diferentes versiones de la Reina-Valera),  y aunque la traducción no es del todo incorrecta porque otra posible traducción de la palabra es “condición baja”,  no me parece aquí esta como la traducción más adecuada.

En Hechos 8,33 se utiliza la misma palabra ταπείνωσις  para referirse a la condición de Cristo:

“…«Fue llevado como una oveja al matadero; y como cordero, mudo delante del que lo trasquila, así él no abre la boca. En su humillación le fue negada la justicia; ¿quién podrá contar su descendencia? Porque su vida fue arrancada de la tierra.»” Hechos 8,32-33

En este texto las mismas Biblias protestantes que en el primer texto traducían “bajeza” aquí si traducen “humillación”.  Esta forma de traducir parece tendenciosa, porque si la palabra se refiere a Cristo colocan humillación, si se refiere a María colocan bajeza.  

La palabra ταπείνωσις (tapeinōsis) viene de ταπεινόω (tapeinoō) que significa “humilde” y a su vez esta de ταπεινός (tapeinos), palabra que utiliza el mismo Cristo para referirse a sí mismo cuando dice:

“Tomad sobre vosotros mi yugo, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas”  Mateo 11,29

Asumir que María tenía pecado porque habló de su humillación o humildad es como afirmar que Jesús también lo tenía porque la Escritura utiliza las mismas palabras para hablar de su condición.

En el Magníficat María está hablando de su condición humilde, más que de una condición de bajeza que implique estar en pecado. Esto es algo que dicha palabra no implica y a este tipo de conclusiones erróneas puede llevar estudiar la Biblia con una traducción imprecisa sumado a una exégesis deficiente aislada del magisterio de la Iglesia. 

Otra objeciión protestante es cuestionar:  Si María no cometió pecado ¿Quiere decir que no necesitó a un Salvador?

 “La objeción cesa en cuanto descubrimos que precisamente lo que estamos celebrando es el modo singular en que la salvación de Dios se hizo primero presente en la vida de María. Dios salva levantando al que cae, pero también no dejando caer. No caer es un modo de haber sido sostenido, un modo de haber sido salvado. María no es la que no necesitó la salvación, sino la que fue salvada de modo peculiar, en razón de su misión particular….Ser salvado no implica haber pecado o haber estado bajo el poder del pecado”

Viéndolo de esta manera, no puede objetarse que nosotros los católicos creemos que María no necesitó ser salvada por Cristo, simplemente creemos que fue salvada de un modo peculiar debido a la misión única y trascendental que tendría que realizar: Albergar en su seno puro y sin mancha al Verbo de Dios. No era esta una misión cualquiera, no sería una carne manchada por el pecado y bajo el dominio de Satanás la que tomaría Cristo para sí mismo. La inmaculada concepción de María para nosotros redunda en beneficio más que en detrimento de la dignidad del Redentor

¿¿Que significa llamar a María "llena de gracia" el profundo significado de esta palabra??

La palabra κεχαριτωμενη es una extensión de tres palabras: χαριτοω (charitoo), μένη (mene) y κε (ke). χαριτοω (charitoo) significa “gracia”, κε (ke) es un prefijo de χαριτοω que significa que la palabra está en tiempo perfecto. Este indica un estado presente producto de una acción completada en el pasado. μένη (mene) hace esto un participio pasivo. “Pasivo” significa que la acción es realizada en el sujeto (en nuestro caso la Virgen María) por otra persona (en nuestro caso Dios). Resumiendo, la palabra κεχαριτωμενη de María es un participio pasivo de χαριτοω  (charitoo): Es Dios el autor de su estado de gracia: llenada, colmada de gracia.

También es importante hacer notar que cuando el ángel Gabriel utiliza κεχαριτωμενη para referirse a María, lo hace como pronombre (un pronombre toma el lugar de un nombre o un título), lo cual representa la identidad de la persona de la que se está hablando. Así María es identificada con un simple término, el cual no es su nombre (María),

 En base a esto nosotros interpretamos que el ángel no está diciendo que María está llena de gracia (en ese momento) sino que se está refiriendo a ella como la “llena de gracia” o “colmada de gracia”. Ahora, este estado siendo producto de una acción pasada (por ser un participio pasivo perfecto) viene indicando una perfección de la gracia que es intensiva y extensa. El estado de María es un estado de una acción pasada de Dios hacia ella donde la ha colmado de gracia, quedando identificada de este modo.

Cabe resaltar que esta palabra con la que él ángel identifica a María solamente es utilizada para ella en toda la Escritura y la verdad no se de donde  han sacado que Efesios 1,6 utiliza el mismo verbo.  En primer lugar allí aparece es la palabra χαριτοω que es distinto a κεχαριτωμενη. 

Como hemos visto κεχαριτωμενη  no está conjugado de la misma manera que χαριτοω, ya que es un participio pasivo en tiempo perfecto utilizado como pronombre, lo cual es lo que le da a κεχαριτωμενη   la implicación de que el estado de gracia de María es total y permanente.

Un caso similar lo tenemos también cuando la Biblia habla de Esteban. La Escritura narra en hechos 6,8 que estaba “Esteban, lleno de gracia y de poder…”, sin embargo aquí ocurre algo similar, y se trata de un adjetivo “pleres” (lleno) seguido del genitivo “charitos” (χαριτοω) (de gracia). Los adjetivos reflejan cualidades de los sujetos, mientras que los pronombres sustituyen o identifican al sujeto en una oración. Así, hay una diferencia entre la palabra utilizada con María y la utilizada con Esteban, ya que la primera implica un estado permanente de gracia, mientras que la segunda a un estado de Esteban en ese momento.

Veamos un último caso en que los protestantes alegan que En la Biblia no solo María es llamada "kejaritomene" sino  tambien se usa esta en palabra en 

Sirácides (Eclesiástico) 18, 17 ¿entonces María no es tan especial?

La palabra "kecharitomeno" se utiliza en Eclesiástico 18:17 LXX como adjetivo (la frase es párr Andri kecharitomeno) .En San Lucas 1:27, "kecharitomene" se destaca como un sustituto para el nombre propio de María. En el pensamiento bíblico, un nombre expresa la esencia de la persona, así María es kecharitomene -plenamente de gracia - en su esencia misma. Lo mismo no puede decirse de lo abstracto "kecharitomeno" en Eclesiástico 18:17 LXX.

La LXX en Eclesiástico 18:17 (ajndri; kecharitwomevnw /) usa la morfología exacta de Lucas 1:28, en el caso dativo, pero sólo el sentido de adjetivo ("un hombre lleno de gracia"). Otros derivados de la LXX aparecen en 2Mac 3:33 (el verbo deponente, kecaristai, que significa "conceder, dar, tratar con gracia, perdona, perdona"). La única característica distintiva de uso en Lucas 1:28 's de kecaritwmenh es que es titular, ya que sigue a el Jaire como saludo, son por tanto gramaticalmente expresiones diferentes. Por otro lado: La mayoría de las traducciones de la Biblia protestante llevan esta palabra como kecharitomeno "gracia" [Eclesiástico 18:17]; pero cuando se aplica a María kecharitomene, cambian a "muy favorecida". O "lleno de favorecida" en lugar de "llena de gracia"

En el Eclesiástico 18:17, donde la palabra está en la misma forma (kecharitomene), este es un lenguaje proverbial, o literatura de la sabiduría. De acuerdo con los principios hermenéuticos estándar, este no es el tipo de literatura bíblica sobre la que se deben de construir doctrinas o teología sistemática (o incluso un significado preciso de las palabras). La razón es que la expresión proverbial admite muchas excepciones.Si uno dice, por ejemplo, "La gente feliz sonrie" puede ser verdad la mayor parte del tiempo, pero no siempre es cierto. Por eso es que no se puede hacer una doctrina de Eclesiastico 18:17.

Gramaticalmente es fácil de explicar: Una cosa es decir te pusiste rojo. Y otra es decir Señor Rojo puede usted entrar a la entrevista de trabajo

Misma palabra usada de diferente manera: Como apellido Y como adjetivo. Usted puede llamarse Dolores o tener dolores, la diferencia es que en primer lugar designa a la persona, es nombre en el segundo lugar es adjetivo, te dice el estado en el que te encuentras, con dolores, posiblemente un estado pasajero, pero tu nombre es para siempre.

Cabe destacar aquí la doble moral de los protestantes, pues mientras por un lado pretenden con este texto de Eclesiástico refutar el Dogma de la Inmaculada Concepción, por otro lado se empeñan en aceptar como canónico e inspirado dicho libro.

Otro Argumento protestante:

"En Lucas 2:22 se dice que cuando se cumplieron los días de la purificación de María, conforme a la ley de Moisés, le trajeron a Jerusalén para presentarle al Señor 

Luk 2:23-24 como está escrito en la ley del Señor: Todo varón que abriere la matriz será llamado santo al Señor, y para ofrecer conforme a lo que se dice en la ley del Señor: Un par de tórtolas, o dos palominos. 

Si María fuera sin mácula no hubiera sido necesario presentar las dos tórtolas, no hay que olvidar que la sangre es para remisión, y en este caso sin duda no era por Cristo entones por quien fue derramada la sangre,  y claro está que tiene que ser por María, la cual si necesitaba ser purificada"

De todas las objeciones en contra de la Inmaculada Concepción, citar Lucas 2, 22-24 es el más absurdo.  Se intenta poner como ejemplo el Levítico para justificar el hipotético pecado de la Bienaventurada Virgen María. 

Dice el Levítico: 

"Habla a los hijos de Israel, diciendo: La mujer cuando concibiere y diere a luz varón, será inmunda siete días; conforme a los días que está separada por su menstruo, será inmunda".  Levítico 12,2

Si vemos la prescripción del Levítico, habla de quien da a luz a un varón queda inmunda.  No entraremos en detalles sobre la naturaleza de ese estado de impureza, y si este implica que la mujer haya cometido algún pecado. Recuerde que no es “pecado” dar a luz.

Sin embargo y sin tocar este punto, primeramente hay que tener en cuenta que  María no dio a luz a un simple varón...dio a luz al Hijo de Dios tal y como el ángel le dijo: 

"…El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que va a nacer será llamado Hijo de Dios"  Lucas 1,35

¿Es un simple varón como el resto de nosotros ese Santo Ser, el Hijo de Dios, como para causar impureza en una mujer? 

Porque en ese caso estaríamos diciendo que Jesús es causa de impureza, ya que se la causó a María. 

Pero no, el Santo ser que nacerá de la Virgen es el Hijo de Dios, y recordemos que de ese mismo Hijo de Dios testificó san Juan Bautista 

Juan 1, 29 "Al siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: "¡Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo" 

Así, ordenando los hechos tenemos que primeramente el argumento afirma que María por dar a luz un varón quedó impura y de allí asume que “en pecado”, sin embargo el ángel aseguró que el Varón que nacerá de la Virgen es un Santo Ser, y que es Hijo de Dios, y por añadidura, Juan nos dice que ese Santo Ser quita el pecado del mundo. 

La pregunta sería....¿Qué clase de sentido común puede hacer pensar a un cristiano (o que dice serlo) que el Santo Ser por excelencia, el Hijo de Dios que santifica las almas, que al mero contacto de su túnica purificaba  y sanaba enfermedades, haya dejado por su nacimiento impura a María?

¿Cómo es posible que el que quita el pecado de mundo dejara por su nacimiento un pecado e impureza en María?

Insinuar que María quedó impura y contrajo algún pecado por dar a luz al Verbo de Dios es francamente ridículo.

Fuente: Ada Mirreya Espinosa