Conocimiento de Dios anterior a la Ley de Moisés.

Este es un tema muy debatido cuando se da la oportunidad, pero a su vez se guarda en un silencio de letargo el cual lleva a mucha gente a desmerecerlo. Logrando así que la subjetividad comience a imponerse en la mente de muchos creyentes y teniendo concepciones erradas acerca del proceder de Dios a lo largo de los tiempos en Su deseo de acercar a los hombres al conocimiento de la Verdad para salvación de sus almas.

Antes de venir la Ley, Dios nunca dejó al mundo sin testimonio de Él mismo para que los hombres lo busquen y se salven. Aparte de dejarles a los hombres la Ley de sus conciencias hasta que ésta se cauterizó ( Ef 4:17-19) y por eso vino la Ley.

Hechos 14:16-17,

16 En las edades pasadas él ha dejado a todas las gentes andar en sus propios caminos;

17 si bien no se dejó a sí mismo sin testimonio, haciendo bien, dándonos lluvias del cielo y tiempos fructíferos, llenando de sustento y de alegría nuestros corazones.

Hechos 17:24-28,

24 El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas,

25 ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas.

26 Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación;

27 para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros.

28 Porque en Él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje Suyo somos.

Hay un detalle muy interesante en Génesis 14:20 , Dios instauró un sacerdote del mismo orden el cual es Cristo actualmente. Hablo de Melquisedec , con un sacerdocio eterno no obtenido por pertenecer a un linaje específico sino en base a una vida indestructible, semejante a Cristo.

Romanos 1:19-25,

19 porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó.

20 Porque las cosas invisibles de Él, Su eterno Poder y Deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.

21 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.

22 Profesando ser sabios, se hicieron necios,

23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.

24 Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos,

25 ya que cambiaron la Verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.

Con esto llegamos a la conclusión que la humanidad nunca tuvo excusa para no aceptar a Dios y someterse a Su Voluntad.

¿Como juzgará Dios a esa gente?

Rom 2:14-16,

14 Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos,

15 mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos,

16 en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio.