¿cuándo ocurrirá el rapto de la Iglesia?

1Tes 5:1-10:

"1 Ahora bien, hermanos, con respecto a los tiempos y a las épocas, no tenéis necesidad de que se os escriba nada. 2 Pues vosotros mismos sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como un ladrón en la noche; 3 que cuando estén diciendo: Paz y seguridad, entonces la destrucción vendrá sobre ellos repentinamente, como dolores de parto a una mujer que está encinta, y no escaparán. 4 Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que el día os sorprenda como ladrón; 5 porque todos vosotros sois hijos de la luz e hijos del día. No somos de la noche ni de las tinieblas. 6 Por tanto, no durmamos como los demás, sino estemos alerta y seamos sobrios. 7 Porque los que duermen, de noche duermen, y los que se emborrachan, de noche se emborrachan. 8 Pero puesto que nosotros somos del día, seamos sobrios, habiéndonos puesto la coraza de la fe y del amor, y por yelmo la esperanza de la salvación. 9 Porque no nos ha destinado Dios para ira, sino para obtener salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, 10 que murió por nosotros, para que ya sea que estemos despiertos o dormidos, vivamos juntamente con El."

El día del Señor vendrá como ladrón en la noche para los que no creen.

A nosotros tanto Jesús como Pablo nos dieron señales específicas:

2 Tes 2:1-5:
"Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo y a nuestra reunión con El, os rogamos, hermanos, 2 que no seáis sacudidos fácilmente en vuestro modo de pensar, ni os alarméis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera de nosotros, en el sentido de que el día del Señor ha llegado. 3 Que nadie os engañe en ninguna manera, porque no vendrá sin que primero venga la apostasía y sea revelado el hombre de pecado, el hijo de perdición, 4 el cual se opone y se exalta sobre todo lo que se llama dios o es objeto de culto, de manera que se sienta en el templo de Dios, presentándose como si fuera Dios. 5 ¿No os acordáis de que cuando yo estaba todavía con vosotros os decía esto?"

Pablo les dice que la venida del Señor no vendrá sin que antes se manifieste la apostasía y el hombre de pecado (el anticristo ).

Lo de ladrón en la noche se aplica a quienes están en tinieblas. 
Los cristianos verán al anticristo.

Ap 12:13-17:

"Cuando el dragón vio que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón. 14 Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila a fin de que volara de la presencia de la serpiente al desierto, a su lugar, donde fue sustentada por un tiempo, tiempos y medio tiempo. 15 Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para hacer que fuera arrastrada por la corriente. 16 Pero la tierra ayudó a la mujer, y la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había arrojado de su boca. 17 Entonces el dragón se enfureció contra la mujer, y salió para hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesús."

¿Quiénes son el resto de la descendencia de la mujer, que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo?

Somos nosotros, los cristianos. 
Ya que la mujer es Israel (144000 sellados específicamente).

Otra gran confusión es que cuando se habla de la ira del anticristo en comparación con la de Dios. Sufriremos la ira del anticristo para ser probados pero seremos arrebatados antes de que comience la ira de Dios, ya que en Cristo fuimos reconciliados ( Rom 5:10).

Muchos citan Ap. 3:10 como una promesa cuando al ángel de Filadelfia le dice:
"porque has guardado la palabra de mi perseverancia, yo también te guardaré de la hora de la prueba, esa hora que está por venir sobre todo el mundo para poner a prueba a los que habitan sobre la tierra."
Más allá si ese versículo se aplicase a los últimos tiempos ( creo personalmente que no, ya que fue dirigido al Pastor de esa Iglesia hace más de 2000 años ), si estudiamos en griego la expresión "guardar de / tereo ek " , dicha expresión aparece también en Juan 17:11 , cuando Jesús en su oración al Padre le pide: " no te pido que los saques del mundo, sino que los guardes del ( tereo ek ) mal ".
Entonces, ¿los Apóstoles salieron del mundo? ,o permanecieron guardados dentro del mundo pero fuera del mal?. 
El término "ek " quiere decir " hacia afuera". Si no fuese así diría "tereo apo".
Por lo tanto si lo aplicamos a la gran tribulación, seremos guardados dentro de ella hasta que llegue la señal del Hijo del Hombre y comience la ira de Dios.

Otra objeción es que la palabra "ekklesia" aparece 19 veces en los 3 primeros capítulos de Apocalipsis y después no vuelve aparecer hasta el capítulo 22. Esto es muy fácil de refutar. 

La palabra griega Iglesia (“ekklesia”) está también ausente en los libros de Tito, Judas y Filemón. No por ello la Iglesia está ausente. Además durante los capítulos 4-18 de Apocalipsis, los eventos finales no se presentan en orden totalmente cronológico y no se refieren solamente a la Gran Tribulación (ejemplo: en Apocalipsis 14:14-20 se describe la Segunda Venida de Cristo, el arrebatamiento de la Iglesia y la ira de Dios sobre los impíos).

Jesús en su discurso del monte de los Olivos (Mateo 24) dijo que cuando veamos en el lugar Santo la abominación desoladora de la que habló el profeta Daniel ( Daniel 9:27) empecemos a correr. 
Muchos creen que este Texto es dirigido para los judíos. No es así, ya que el discurso va dirigido a los Apóstoles que aunque eran de linaje judío, también eran creyentes en Cristo. 
Después de eso da consejos para quien éste viviendo en Israel en el último tiempo. 
Otra cosa interesante es que la abominación desoladora es a la mitad de la última semana ( Dn 9:27) , la Iglesia aún está en la tierra, y lo estará hasta que venga la señal del Hijo del Hombre, en un tiempo desconocido dentro de la segunda mitad de esta última semana, ya que solo el Padre conoce el día y la hora ( Mt 24:36).