El Rapto en la historia

Análisis histórico de la Doctrina del Rapto.

 

¿Qué es el Rapto o arrebatamiento?

Es una Doctrina Escatológica que sostiene la desaparición física de la Iglesia en la tierra antes de que Cristo venga a hacer juicio sobre el mundo impío.

Dicho término aparece en 1 Tes 4:

13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.

14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.

15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.

16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.

17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos ARREBATADOS juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

Si vemos en griego el verso 17 la palabra usada para decir "arrebatados" es "arpagesometha":

ἔπειτα ἡμεῖς οἱ ζῶντες οἱ περιλειπόμενοι ἅμα σὺν αὐτοῖς ἁρπαγησόμεθα ἐν νεφέλαις εἰς ἀπάντησιν τοῦ Κυρίου εἰς ἀέρα, καὶ οὕτω πάντοτε σὺν Κυρίῳ ἐσόμεθα.

La Vulgata lo traduce como "rapiemur":

deinde nos qui vivimus qui relinquimur simul rapiemur cum illis in nubibus obviam Domino in aera et sic semper cum Domino erimus

La palabra rapto viene de la “rapere” latín, que significa "apoderarse" o "secuestrar a".

Hoy día para confusión de muchos, algunos neo evangélicos hacen distinción entre rapto y arrebatamiento siendo que como se mostró arriba son sinónimos.

 

Concepción desde la perspectiva Católica:

 

1- Si bien el Catecismo no habla explícitamente del rapto, da un margen de especulación con respecto a la venida de Cristo.

También la segunda venida de Cristo es reconocida implícitamente al hacerse la Consagración en la Eucaristía.

Dentro de ese margen les dejo un video de un teólogo Católico, José Alberto Villasana salido de la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma:

https://m.youtube.com/watch?feature=youtu.be&v=kK2-BWDuAhk

La Iglesia Católica tradicionalmente tiene una visión preterista del Apocalipsis aunque no formula Dogma alguno.

 

2 A- Con respecto a los 3 primeros siglos la persecución era constante por lo cual, la concepción escatológica estaba implícita.

Estaba tan implícita la Escatología en la Iglesia Primitiva que algunos en su desespero por tanta persecución creyendo que vivían los últimos tiempos, llegaron a torcer Ap 13:18 para hacerlo coincidir con neron.

Les dejo el comentario de Bruce Metzger (un comentario al texto Nuevo Testamento griego) el cual explica porqué la variación textual con respecto al número de la bestia:

En lugar de έζήκοντα, que tiene el sólido respaldo de papiri 47 א A P 046 051 todos los mss minúsculos existentes it-gig; vg; sir-ph. h; cop-sa,bo; arm al; δέκα se encuentra en C y en algunos manuscritos conocidos por Ireneo y Ticonio-pt. (No obstante Ireneo dice que el número 666 "aparece en todas las copias antiguas y confiables", y que está atestiguado por los que vieron a Juan cara a cara".) Según Tischendorf (8°. ed.), el número 616 se encontraba también en dos mss minúsculos (nos. 5 y 11;cf. C.R. Gregory, Prolegomena, p. 676)2 que, desafortunadamente ya no existen. Cuando las letras griegas se usan como números, la diferencia entre 666 y 616 consiste simplemente en el cambio de ξ a ι (666 = χξς y 616 = χις). Tal vez el cambio fue intencional, pues cuando la forma griega de del nombre Nerón César se escribe con letras hebreas(קסד נדון), su equivalente en números es 666, mientras que equivale a 616 cuando se escribe en latín (Nero César = נדו קסד)

Con esto se evidencia el poco desarrollo Doctrinal en los primeros cuatro siglos.

Después de pacificado el imperio, con Agustín resurgió la interpretación alegórica de los sucesos finales, retomando los vestigios hermenéuticos de Orígenes.

B- Según los Protestantes Reformados la Doctrina del Rapto tiene sus orígenes en una interpretación futurista del Apocalipsis la cual surgió después del Concilio de Trento, los Jesuitas fueron comisionados por el Papa para desarrollar una nueva interpretación de la Escritura que contrarrestaría la aplicación protestante de las profecías de la Biblia anti-mesías a la Iglesia Católica Romana.

FRANCISCO RIBERA ( 1537-1591)

Francisco Ribera (1537 - 1591) fue un brillante sacerdote jesuita y doctor en teología en España, básicamente, dijo, "Aquí estoy, envíame".  Al igual que Martin Luther, Francisco Ribera también leyó a la luz de las velas las profecías sobre el anti-mesías, el cuerno pequeño,  el hombre de pecado, y la Bestia. Pero debido a su dedicación y lealtad al Papa, llegó a conclusiones muy diferentes de las de los protestantes. Francisco Ribera era el enemigo de otro Jesuita Galileo.

"Por qué, estas profecías no se aplican a la Iglesia Católica en todo!", Dijo Ribera. Entonces ¿a quién se aplican? Ribera proclamó: "A sólo un hombre siniestro que se levantará en el fin de los tiempos!"   "Fantastico!", Fue la respuesta de Roma, y ​​este punto de vista fue rápidamente adoptado como la posición oficial católica sobre el anti-mesías.

En 1590, Ribera publicó un comentario sobre el Apocalipsis de 500 paginas  como una contra-interpretación a la opinión predominante entre los Protestantes que identifican al papado con el anti-mesías. Ribera aplico todo el libro del Apocalipsis, pero los primeros capítulos al tiempo del fin y no a la historia de la Iglesia el resto se limita a un período aún futuro de 3 1/2 años literales, inmediatamente antes a la segunda venida.. 

Manuel De Lacunza (1731-1801)

Manuel de Lacunza fue un Jesuita de Chile, escribió un manuscrito en español titulado “La Venida del Mesías en Gloria y Magestad ("La Venida del Mesías en Gloria y Majestad"), bajo el seudónimo de Juan Josafá Rabino BenEzra en 1791. Lacunza escribió bajo un nombre Judío para ocultar el hecho de que él era católico, con el fin de dar a su obra una mejor aceptación en el Protestantismo, su objetivo principal. También era un defensor del Futurismo, Lacunza deliberadamente trato de aliviar la presión sobre el papado, al proponer que el Anticristo estaba todavía lejos en el futuro. Su manuscrito fue publicado en Londres, España, México y París entre 1811 y 1826.

Edward Irving (1792-1834),

Irving fue  un presbiteriano escocés y precursor de los movimientos pentecostales y carismáticos, tradujo la obra de Lacunza del español al Inglés en un libro titulado “La Venida del Mesías en Gloria y Majestad con un Discurso Preliminar,”  publicado en Londres en 1827 por LB Seeley & Sons, que incluía un propio prefacio largo de Irving. Irving se convirtió en uno de los predicadores más elocuentes de su tiempo, y una figura destacada de la Iglesia Católica Apostólica de Inglaterra. 

En 1828 sus reuniones al aire libre en Escocia atrajo a una multitud de 10,000 personas. Su iglesia en Londres sento un millar de personas y que se llenaba semana tras semana con el pueblo extraído de los círculos más brillantes e influyentes de la sociedad. 

Irving descubrió el libro de Lacunza y estaba profundamente conmovido por él. En este momento Irving escuchó lo que él cree que es una voz del cielo que le ordenaba predicar el “Rapto Secreto de los Santos.”  Irving comenzó a celebrar conferencias bíblicas en toda Escocia, Haciendo hincapié en la venida del Mesías para arrebatar a Su Iglesia. Sobre este mismo tiempo se inició la emergencia de un nuevo movimiento que llegó a ser conocido como los “Hermanos de Plymouth.” 

El movimiento de los Hermanos tuvo su inicio en Dublín en 1825, cuando un pequeño grupo de hombres serios, insatisfechos con el estado letárgico que prevaleció en la Iglesia Protestante en Irlanda, se reuniron para la oración y la comunión. Pronto otros se unieron a la comunidad y grupos asociados surgieron en varios lugares. Aunque el movimiento tuvo su inicio en Dublín, fue Plymouth, Inglaterra, que se convirtió en el centro de su vasta literatura de divulgación, de ahí el nombre Plymouth Brethren became adjunto. Si bien hubo interés desde el inicio en temas proféticos, el centro de interés estaba en el cuerpo de Cristo como un organismo y la unidad espiritual de todos los creyentes de Cristo como reacción a la esterilidad del formalismo de los sistemas organizados de la iglesia y de la jerarquía eclesiástica. Un hombre con el nombre de John Nelson Darby fue el espíritu de liderazgo entre los Hermanos de Plymouth desde 1830 en adelante. Darby era de una familia irlandesa próspera, fue educado como abogado, se llevó los honores altos en la Universidad de Dublín y luego se volvió a un lado, para disgusto de su padre, para convertirse en un ministro.

Margaret McDonald, una niña de 15 que años de Escocia, y miembro de la congregación de Edward Irving, tuvo visiones a principios de 1830 que incluía un “rapto secreto” de los creyentes antes de la aparición del Anticristo. Informó a Irving de sus visiones por carta. Irving luego asistió a las conferencias de profecía que comenzó en Dublín, Irlanda, en 1830 en Powerscourt Castillo, donde impulsó tanto el “futurismo”  y un “Rapto Secreto.”

John Nelson Darby (1800-1882) y el dispensacionalismo

Irving y Darby eran contemporáneos, aunque asociados a diferentes movimientos espirituales. Otra serie de reuniones estaban en curso en este momento. Darby  fue clérigo de una Iglesia de Irlanda, después con los Hermanos de Plymouth, y también promovió el futurismo un “rapto secreto.”  Darby asistió a la serie de reuniones sobre la profecía bíblica que comenzó en 1830 en Powerscourt, Irlanda, y en estas conferencias Darby aparentemente aprendio acerca del “rapto secreto” como lo revela la visión de Margaret McDonald, y promovida por Edward Irving, y pronto visito Margaret MacDonald en su casa en Port Glasgow, Escocia. 

Darby visitó posteriormente varias veces los Estados Unidos entre 1859 y 1874, donde se aceptó su teología futurista fácilmente. Sus escritos sobre temas bíblicos alcanzo un número de más de 30 volúmenes de 600 páginas cada uno. Darby desarrolló y organizó el "futurismo" en un sistema de enseñanza profética llama "dispensacionalismo". 

http://caesararevalo.blogspot.com.uy/2012/11/el-rapto-secreto-una-historia-secreta.html?m=1

 

C- Otra objeción que tantos Católicos como Protestantes hoy día hacen es citar la no mención de dicha Doctrina por parte de Lutero o Calvino.

A esto se les responde que ellos eran amilenaristas (dicha postura niega el rapto o arrebatamiento) y en base a una teología reaccionaria alegorizaron los pasajes de Tesalonicenses para que lo relacionado con el anticristo torcerlo para hacerlo encajar con el postulado herético que afirman acerca del Papa como tal.

Para colmo de males, los evangélicos dispensacionalistas si bien creen en el Rapto interpretando Dn 9:27 y 1 Tes 4:17 para el último tiempo, no se ponen de acuerdo en que parte del período ocurrirá (hay varios tipos: pretribulacionistas, postribulacionistas, midtribulacionistas, arrebatamientos múltiples, pre-ira).

 

3- Más allá de que la Iglesia Católica no haya formulado Dogma alguno con respecto a esta Doctrina y analizada la hipótesis Protestante su supuesto origen, debemos "inclinar la balanza" juzgando justamente el asunto y no terminar en un relativismo.

Como ya se ha demostrado no hubo un gran desarrollo teológico en los cuatro primeros siglos debido a las constantes persecuciones. Esto no quiere decir que dicha Doctrina no exista en la mente de la Iglesia Primitiva, para ello dejaré algunas citaciones patrísticas que confirman su existencia:

 

El arrebatamiento y los santos padres de la Iglesia:

 

A- Ireneo de Lyon (180 DC)

Adversus Haereses, libro V, cap 29

Those nations however, who did not of themselves raise up their eyes unto heaven, nor returned thanks to theirMaker, nor wished to behold the light of truth, but who were like blind mice concealed in the depths of ignorance, the word justly reckons as waste water from a sink, and as the turning-weight of a balance— in fact, as nothing; Isaiah 40:15 so far useful and serviceable to the just, as stubble conduces towards the growth of the wheat, and its straw, by means ofcombustion, serves for working gold. And therefore, when in the end the Church shall be suddenly caught up from this, it is said, There shall be tribulation such as has not been since the beginning, neither shall be.Matthew 24:21 For this is the last contest of the righteous, in which, when they overcome they are crowned with incorruption.

http://www.newadvent.org/fathers/0103529.htm

 

B- Cipriano de Cártago (248-258 DC)

Treatise 7

in order that we who see that terrible things have begun, and know that still more terrible things are imminent, may regard it as the greatest advantage to depart from it as quickly as possible. If in your dwelling the walls were shaking with age, the roofs above you were trembling, and the house, now worn out and wearied, were threatening an immediate destruction to its structure crumblingwith age, would you not with all speed depart? If, when you were on a voyage, an angry andraging tempest, by the waves violently aroused, foretold the coming shipwreck, would you not quickly seek the harbour? Lo, the world is changing and passing away, and witnesses to its ruin not now by its age, but by the end of things. And do you not give God thanks, do you not congratulate yourself, that by an earlier departure you are taken away, and delivered from the shipwrecks and disasters that are imminent?

26. We should consider, dearly beloved brethren— we should now and always reflect that we have renounced the world, and are in the meantime living here as guests and strangers. Let us greet the day which assigns each of us to his own home, which snatches us hence, and sets us free from the snares of the world, and restores us to paradiseand the kingdom. Who that has been placed in foreign lands would not hasten to return to his own country? Who that is hastening to return to his friends would not eagerly desire a prosperous gale, that he might the sooner embrace those dear to him? We regard paradise as our country— we already begin to consider the patriarchsas our parents: why do we not hasten and run, that we may behold our country, that we may greet ourparents? There a great number of our dear ones is awaiting us, and a dense crowd of parents, brothers, children, is longing for us, already assured of their own safety, and still solicitous for our salvation. To attain to their presence and their embrace, what agladness both for them and for us in common! What a pleasure is there in the heavenly kingdom, without fear of death; and how lofty and perpetual ahappiness with eternity of living! There the gloriouscompany of the apostles — there the host of the rejoicing prophets— there the innumerable multitude of martyrs, crowned for the victory of their struggle and passion— there the triumphant virgins, who subdued the lust of the flesh and of the body by the strength of their continency— there are merciful men rewarded, who by feeding and helping the poor have done the works of righteousness— who, keeping the Lord'sprecepts, have transferred their earthly patrimonies to the heavenly treasuries. To these, beloved brethren, let us hasten with an eager desire; let us crave quickly to be with them, and quickly to come to Christ. May God behold this our eager desire; may the LordChrist look upon this purpose of our mind andfaith, He who will give the larger rewards of His gloryto those whose desires in respect of Himself were greater!

http://www.newadvent.org/fathers/050707.htm

 

C- Cirilo de Jerusalen (315 - 386)

Catechetical lecture 15:19

But let us wait and look for the Lord's coming upon the clouds from heaven. Then shall Angelic trumpets sound; the dead in Christ shall rise first1 Thessalonians 4:16—the godly persons who are alive shall be caught up in the clouds, receiving as the reward of their labours more than human honour, inasmuch as theirs was a more than human strife; according as the Apostle Paul writes, saying, For theLord Himself shall descend from heaven with a shout, with the voice of the Archangel, and with the trump of God: and the dead in Christ shall rise first. Then we which are alive and remain shall be caught up together with them in the clouds, to meet the Lord in the air; and so shall we ever be with the Lord.

http://www.newadvent.org/fathers/310115.htm

 

D- Constituciones Apostólicas libro VII (siglo IV DC)

A Prediction Concerning Futurities.

XXXII. For in the last daysfalse prophets shall be multiplied, and such as corrupt the word; and the sheep shall be changed into wolves, and love intohatred: for through the abounding of iniquity thelove of many shall wax cold. For men shall hate, and persecute, and betray one another. And then shall appear the deceiverof the world, the enemy of the truth, the prince of lies,2 Thessalonians ii whom theLord Jesus shall destroy with the spirit of His mouth, who takes away the wickedwith His lips; and many shall be offended at Him. But they that endure to the end, the same shall besaved. And then shall appear the sign of the Son of man in heaven;Isaiah 11:4Matthew xxiv and afterwards shall be the voice of a trumpet by thearchangel; and in that interval shall be the revival of those that were asleep. And then shall the Lordcome, and all His saintswith Him, with a greatconcussion above the clouds, with the angels of His power, Matthew 16:27 in the throne of His kingdom, to condemn the devil, thedeceiver of the world, and to render to every one according to his deeds.Then shall the wicked go away into everlasting punishment, but the righteous shall go into lifeeternalMatthew 25:46 to inherit those things which eye has not seen, nor ear heard, nor have entered into the heart of man, such things as God has prepared for them that love Him;1 Corinthians 2:9 and they shall rejoice in thekingdom of God, which is in Christ Jesus. Since we are vouchsafed such greatblessings from Him, let us become His suppliants, and call upon Him by continual prayer, and say:—

http://www.newadvent.org/fathers/07157.htm

 

4- Como valoración y vistas las evidencias en su conjunto podemos concluir que la Doctrina del arrebatamiento si existía en la Iglesia Primitiva.
Con la pacificación del imperio se empezó a desplazar y durante doce siglos la interpretación alegórica de los sucesos futuros fue el paradigma reinante.
Debemos agradecer a los teólogos Católicos de traer a luz la correcta interpretación de los sucesos finales y a los Bautistas de refinar los conceptos.