¿Existen divisiones en la Iglesia Católica?

¿Está dividida la Iglesia Católica?

¿Puede la Santa Sede ser juzgada por otro Patriarcado?

¿Puede un Papa ser excomulgado formalmente por otra Autoridad Eclesial?

1- Con respecto a las objeciones acerca de excomuniones a Papas por medio de anathemas cismáticos se responde:

El Papa puede separarse sin ninguna causa razonable, sino por pura voluntad propia, del cuerpo de la Iglesia y del colegio de los sacerdotes. Hará eso si no observare aquello que la Iglesia universal observa con base en la tradición de los Apóstoles, según el c. ‘Ecclesiasticarum’, d.11, o si no observare aquello que fue, por los Concilios universales o por la autoridad de la Sede Apostólica, ordenado universalmente, sobre todo en cuanto al culto divino. Por ejemplo, no queriendo personalmente observar lo que se relaciona con las costumbres universales de la Iglesia o con el rito universal del culto eclesiástico. (…) Apartándose de tal modo y con pertinacia de la observancia universal de la Iglesia, el Papa podría incidir en cisma. La consecuencia es buena; y el antecedente no es dudoso, porque el Papa, así como podría caer en herejía, podría también desobedecer y con pertinacia dejar de observar aquello que fue establecido para el orden común en la Iglesia. Por eso, Inocencio dice que en todo se debe obedecer al Papa, en cuanto este no se vuelva contra el orden universal de la Iglesia, pues, en tal caso el Papa no debe ser seguido, a menos que haya para eso causa razonable (…).

Todo esto después de previas amonestaciones, por lo cual estamos un  caso de herejía material.

Si el Papa insistiese con perspicacia en permanecer en herejía se aplica lo de arriba, por lo cual nadie está en posición para excomulgar a un Papa porque ya habrá sido desechado del Cuerpo Místico de Cristo por voluntad propia.

Las Autoridades Eclesiásticas competentes reconocerían la voluntad manifiesta del Papa de permanecer en su herejía.

Concluimos que la división formal es inexistente en la Iglesia Católica.

https://gloria.tv/article/7xUsZFSfBgnv4iRfczm97Uu1j

https://radiocristiandad.wordpress.com/2017/02/28/p-basilio-meramo-la-conexion-canonica-visible-con-el-papa/

2- Si bien un Católico puede comulgar con un Ortodoxo lo cual es cierto [(Decreto Orientalium ecclesiarum del CVII, 27) (Canon 844, 3)], cabe preguntarse...

¿Un Ortodoxo puede comulgar con un Católico?

En la práctica desde la óptica Ortodoxa no comulgan.

Entender este asunto depende la visión mostrada. Porque la Iglesia Católica por ser Ecuménica lo permite, pero con la Ortodoxia es distinto ya que Serafin de Pireo en el 2012 DC anatemizó el Ecumenismo.

https://youtu.be/xu--FPC0HX8

No hay consenso bilateral entre Católicos y Ortodoxos.

Para ser más gráfico citaré el ejemplo de las extradiciones cuando hablamos de Derecho Penal. Para que una extradición se realice sin problemas el delito imputado al sujeto deberá ser reconocido como tal en ambas jurisdicciones. 

3- Teniendo claro lo anterior...

¿Puede el Protestantismo acusar a la Iglesia Católica de estar dividida tomando como base las discrepancias existentes con la Ortodoxia?

El no haber consenso bilateral a nivel de comunión y Doctrina entre Católicos y Ortodoxos no es argumento para objetar división.

Porque Católicos y Ortodoxos se consideran una sola Iglesia a nivel de Sucesión Apostólica y Eucaristía (Transubstanciación), cosa que en el Protestantismo dichas figuras no existen. Por lo cual las objeciones Protestantes como ya fue expresado no pasan de falacias de falsas analogía.

En cambio cuando se habla a nivel Doctrinal, y desde la objeción realizada por Iglesia Católica hacia ellos por estar divididos formalmente en denominaciones, se entiende por Iglesia Católica a aquellas que están bajo la autoridad del Papa. Porque al no poderse equiparar las categorías con el Protestantismo por no tener ellos Sucesión Apostólica y tampoco una celebración Eucarística según nuestro Dogma, el debate se concentra en esta circunspección.

Caso contrario se caería en las falacias que los Protestantes recurren.

http://es.aleteia.org/2016/08/08/sabias-que-la-iglesia-catolica-esta-constituida-por-24-iglesias-autonomas/

http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_20000630_chiese-sorelle_sp.html

4- Con respecto a la relación con los musulmanes y su mención en el CIC 841 de que adoramos a un mismo Dios junto con los musulmanes es visto desde una perspectiva histórica dado nuestro origen Abrahamico en lo tocante a la Fe y subjetivo según las partes implicadas. Nunca lo dice en un sentido litúrgico verdadero a nivel Místico, porque eso solo le corresponde a la Iglesia por ser el Cuerpo Místico de Cristo.

Lástima que muchos no lo comprendan y caigan en sincretismo por falta de conocimiento (Os 4:6).

Dejo el numeral mencionado:

CIC 841 Las relaciones de la Iglesia con los musulmanes.

"El designio de salvación comprende también a los que reconocen al Creador. Entre ellos están, ante todo, los musulmanes, que profesan tener la fe de Abraham y adoran con nosotros al Dios único y misericordioso que juzgará a los hombres al fin del mundo.

Dejo el Decreto Unitatis Redintegratio de Pablo VI que reconoce como parte del Cuerpo Mistico de Cristo a los Bautizados en Nombre de la Trinidad y que crean en las Doctrinas Básicas.

http://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-ii_decree_19641121_unitatis-redintegratio_sp.html

Con esto le contestamos a los detractores que si van a citar información Católica referente a un tema, que lo hagan de manera íntegra.

Por otro lado si se permiten las abominaciones que nos llegan a nuestros oídos como Papas besando coranes y/o rezando en mezquitas y parte del clero apoyando, Dios se la cobrará al clero por no haber guiado a Su pueblo por sendas seguras.

En fin, tenemos una promesa de indestructibilidad (Mt 16:18) y el Señor conoce a los Suyos como dijo San Pablo en 2 Tim 2:19,

"No obstante, el sólido fundamento de Dios permanece firme, teniendo este sello: El Señor conoce a los que son suyos, y: Que se aparte de la iniquidad todo aquel que menciona el nombre del Señor."

5- Con respecto a las objeciones hacia la Unidad de la Iglesia Católica citando opiniones teológicas divergentes y hasta la citación del fenómeno sedevacantista, es producto del desconocimiento del estado de herejía material y herejía formal.

Formalmente la Iglesia Católica tiene un mismo Dogma (no existen denominaciones que son divisiones formales), materialmente hay gente que tiene concepciones distintas por descuidarse en algún punto o no tener plena comprensión de alguna Verdad. Lo cual es una realidad y la Iglesia en Su Misión Reconciliadora advierte a esas personas hasta que llegue la excomunión en caso de no arrepentimiento cumpliendo el mandato de San Pablo en Tito 3:10.

Alegar divisiones en el plano material es ridículo, completamente fantasioso y antibíblico.

Todos en algún punto podemos ser herejes materiales y no saberlo porque el crecimiento espiritual es un largo proceso al que lleva toda la vida.

6- Aclarado lo anterior podemos pasar a la objeción de citar opiniones teológicas divergentes en la Iglesia Primitiva y la época de los santos padres de la Iglesia, es una apología a la inoperancia y conformismo en lo tocante a permanecer en el error.

Porque si bien tales divisiones existieron los Apóstoles las combatían por medio de exhortaciones (véase las cartas de Pablo y Judas por ejemplo) y Concilios (En Hch 15 se podrá encontrar el Concilio de Jerusalén).

En lo que concierne a diferencias entre Católicos y Ortodoxos tales diferencias como las existentes entre los dogmas marianos y el purgatorio en nada desmerecen ni menguan las objeciones Católicas acerca de la falta de unidad doctrinal entre Evangélicos. 

Ya que ambas facciones no son soloescrituristas y dichas diferencias se basan en tradiciones diferentes las cuales se solucionan convocando a un Concilio Ecuménico.

Podemos citar el ejemplo de la virginidad de María, mientras algunos afirmaban una cosa y otras otros (comparar a Tertuliano, Jerónimo y Epifanio respecto a este tema), en el Concilio de Constantinopla II (553 DC), en el Canon 2 se estipuló lo siguiente:

D-214 Can. 2. "Si alguno no confiesa que hay dos nacimientos de Dios Verbo, uno del Padre, antes de los siglos, sin tiempo e incorporalmente; otro en los últimos días, cuando El mismo bajó de los cielos, y se encarnó de la santa gloriosa madre de Dios y SIEMPRE VIRGEN María, y nació de ella; ese tal sea anatema."

Con esto concluimos que las comparaciones entre las diferencias doctrinales existentes entre Oriente y Occidente, y las denominaciones Evangélicas no pasan de otra falacia de falsa analogía.

7 A- También apelan a las prácticas variadas dentro de la Iglesia Católica para alegar división, como el diezmo en el caso de algunos Ritos, PERO NO ES DOCTRINA DENTRO DE LA IGLESIA CATÓLICA

Cito el ejemplo:

"(...)Las principales prerrogativas del patriarca son: convocar concilios nacionales; elegir y consagrar obispos; oír y juzgar las demandas contra obispos; visitar las diócesis, aparte de la suya, una vez cada tres años. Él bendice los santos óleos y los distribuye a clérigos y laicos; concede indulgencias, recibe los diezmos y las tasas por administración, y puede aceptar legados, personales o para la Iglesia.(...)"

http://ec.aciprensa.com/wiki/Maronitas

La cuestión acerca de esta práctica se basa a que es una Iglesia Sui Iuris, o sea, aunque está sujeta al Papa tiene una administración con legislación propia.

Por lo tanto esta objeción tampoco es válida ya que EL DIEZMO NO ES DOCTRINA EN LA IGLESIA CATÓLICA.

Hay otras Iglesias Sui Iuris, los Maronitas no son los únicos que dan Diezmo en la Iglesia Católica, le dejo el ejemplo Mozárabe de regalo para que amplíen su margen de conocimiento:

La Iglesia Hispana del Rito Mozárabe lo practica y tenemos registros oficiales de la Archidiócesis de Toledo que lo confirma:

 "(...)Pronto, sin embargo, los mozárabes toledanos, por diversas causas, comenzaron a disminuir en algunas de las parroquias que les fueron asignadas, hasta el punto de que en siglo XVI ya no tenían feligreses las parroquias de san Sebastián y de san Torcuato. Pero se mantuvieron en las otras, incluso con feligreses que residían fuera de Toledo, que por ser feligreses a título personal y razón de descendencia, seguían tributando sus diezmos a la parroquia mozárabe a que pertenecían.(...)"

http://www.architoledo.org/Liturgia/mozarabe.htm

B- Con el celibato pasa algo similar. En Ritos de Oriente se aceptan hombres casados para ser ordenados. PERO EL CELIBATO ES DISCIPLINA, NO DOCTRINA.

Dejo los numerales del Catecismo en esta materia:

1579 Todos los ministros ordenados de la Iglesia latina, exceptuados los diáconos permanentes, son ordinariamente elegidos entre hombres creyentes que viven como célibes y que tienen la voluntad de guardar el celibato "por el Reino de los cielos" (Mt 19,12). Llamados a consagrarse totalmente al Señor y a sus "cosas" (cf 1 Co 7,32), se entregan enteramente a Dios y a los hombres. El celibato es un signo de esta vida nueva al servicio de la cual es consagrado el ministro de la Iglesia; aceptado con un corazón alegre, anuncia de modo radiante el Reino de Dios (cf PO 16).

1580 En las Iglesias orientales, desde hace siglos está en vigor una disciplina distinta: mientras los obispos son elegidos únicamente entre los célibes, hombres casados pueden ser ordenados diáconos y presbíteros. Esta práctica es considerada como legítima desde tiempos remotos; estos presbíteros ejercen un ministerio fructuoso en el seno de sus comunidades (cf PO 16). Por otra parte, el celibato de los presbíteros goza de gran honor en las Iglesias orientales, y son numerosos los presbíteros que lo escogen libremente por el Reino de Dios. En Oriente como en Occidente, quien recibe el sacramento del Orden no puede contraer matrimonio.

8- Otra muy común es alegar que de la Iglesia Católica se han ido desprendiendo distintos grupos a lo largo de la Historia para justificar una supuesta división.

Quienes alegan esto NO DISTINGUEN ENTRE UNA DEFECCIÓN Y UNA DIVISIÓN.

Por defección se entiende a grupos que en algún tiempo estuvieron en comunión con la Iglesia pero ahora ya no está más. Por lo cual no son miembros de Ella.

Por lo tanto tenemos aquí otra falacia de falsa analogía: sitúa bajo una misma categoría dos cosas distintas.

9- Una objeción muy citada para desmerecer la Sucesión Apostólica y la Unidad en el plano temporal es la "teoría de la cadena rota" que aduce que en casos como el del antipapa bonifacio VII que asesina a sus antecesores (Benedicto VI y Juan XIV) hasta la restitución del próximo Pontífice (Juan XVI) dicha Sucesión cesó, dado que no hay quien imponga las manos al próximo Pontífice.
 
 
Aducir esto es un acto de ignorancia, ya que el concepto de Sucesión Apostólica es primeramente Institucional. Para corroborar esto podemos consultar las Sagradas Escrituras y dado que la Iglesia Católica decodifica los signos del Antiguo Testamento a la Luz de la Revelación del Nuevo, podremos comprender mejor a que nos referimos (CIC 128 al 130).
 
 
Ezequiel 44:
 
 
Versículos 15-16 Mas los sacerdotes levitas hijos de Sadoc, que guardaron el ordenamiento del santuario cuando los hijos de Israel se apartaron de mí, ellos se acercarán para ministrar ante mí, y delante de mí estarán para ofrecerme la grosura y la sangre (no van a matar, ellos lo van a ofrecer), dice Jehová el Señor. 16Ellos entrarán en mi santuario, y se acercarán a mi mesa para servirme, y guardarán mis ordenanzas.(...)
 
 
 
(...)23-24 Y enseñarán a mi pueblo a hacer diferencia entre lo santo y lo profano, y les enseñarán a discernir entre lo limpio y lo no limpio. 24En los casos de pleito ellos estarán para juzgar; conforme a mis juicios juzgarán; y mis leyes y mis decretos guardarán en todas mis fiestas solemnes, y santificarán mis días de reposo.
 
 
Ahora veamos que sucedió con la descendencia de Sadok.
 
 
En el segundo templo los de la familia de Sadoc retuvieron el sumo sacerdocio en forma continuada hasta el 171 a.C., cuando fue transferido a Menelao por Antíoco IV; incluso después de esto un sacerdocio sadoquita presidió sobre el templo judío en Leontópolis, Egipto, hasta que Vespasiano lo cerró poco después del 70 d.C. La comunidad de Qumram se mantuvo leal al sacerdocio de Sadoc y esperaba su restauración.
 
BIBLIOGRAFÍA. °R. de Vaux,Instituciones del Antiguo Testamento, 1985; E. Schürer,Historia del pueblo judío en tiempos de Jesús, 1985, t(t). II, pp. 525ss.
 
 
H. H. Rowley, “Zadok and Nehushtan”, JBL 58, 1939, pp. 113ss; id., “Melchizedek and Zadok” en Festschrift für A. Bertholet eds. W. Baumgartner), 1950, pp. 461ss; R. de Vaux,Ancient Israel, 1961, pp. 372–405; J. R. Bartlett, “Zadok and his successors at Jerusalem”,JTS s.n. 19, 1968, pp. 1–18.
 
 
 
 
Veamos que dice Juan 11:
 
 
47 Entonces los principales sacerdotes y los fariseos reunieron el concilio, y dijeron: ¿Qué haremos? Porque este hombre hace muchas señales.
 
48 Si le dejamos así, todos creerán en Él; y vendrán los romanos, y destruirán nuestro lugar santo y nuestra nación.
 
 
49 Entonces Caifás, uno de ellos, sumo sacerdote aquel año, les dijo: Vosotros no sabéis nada;
 
 
50 ni pensáis que nos conviene que un hombre muera por el pueblo, y no que toda la nación perezca.
 
 
51 Esto no lo dijo por sí mismo, sino que como era el sumo sacerdote aquel año, profetizó que Jesús había de morir por la nación;
 
 
52 y no solamente por la nación, sino también para congregar en uno a los hijos de Dios que estaban dispersos.
 
 
Podemos apreciar por el testimonio histórico que en la Institución Sacerdotal judía la cadena se rompió, pero Juan siendo contemporáneo a Jesús y receptor de la Revelación Divina valida la Institución no sadokea cuando menciona que el sumo sacerdote no habló por sí mismo sino en su calidad de tal, reconociendo en él la Unción del Espíritu Santo sobre él al decir:
 
 
"51 Esto no lo dijo por sí mismo, sino que como era el sumo sacerdote aquel año, profetizó que Jesús había de morir por la nación;"
 
 
Una pregunta que cabría decirles a los partidarios de la "cadena rota" es ¿por qué Jesús no fue a presentarse e inmolarse con los sadokeos ya que eran los "legítimos herederos" del Sacerdocio?
 
 
Lo que podemos concluir es ser fieles a las palabras de Pablo en Hechos 20:28,
 
 
"Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia de Dios, la cual Él ganó por su propia sangre."
 
10- Otra objeción común es citar el cisma de Aviñon y el principio de que un concilio (Constanza en este caso) no puede estar por encima de un Papa.
 
 
Antes de abordar este tema es necesario hacer un racconto de los sucesos que llevaron al cisma, las líneas que reclaman la legitimidad Papal, el criterio jurídico acerca de la relación entre el Papa y los concilios, y por último la solución del problema que reconoce la legitimidad romana.
 
 
A- Antecedentes del cisma:
 
 
Antes de la muerte del Papa, Gregorio XI, acaecida en el año 1378, la sede papal que había sido establecida en Aviñón se trasladó a Roma. A la muerte de dicho Papa, se presentó el problema de la elección de su sucesor.
 
Estaba en juego la futura residencia de la sede pontificia en Aviñón o en Roma, reflejo de un conflicto que mantenían los cardenales franceses e italianos.
 
 
Reunidos los dieciséis cardenales en el Cónclave, y ante el reclamo del pueblo romano, eligieron a un Papa italiano, más precisamente napolitano, Bartolomeo Prignano, de grandes dotes morales, que asumió como Urbano VI, habiendo sido arzobispo de Bari, ciudad ubicada en la costa del mar Adriático.
 
Sin embargo, un grupo de cardenales, los diez franceses que integraban el Cónclave, se opuso a esa designación, que consideró había sido influida por las manifestaciones populares en Roma, y nombró como Papa a Roberto de Ginebra, quien fue denominado Clemente VII. Urbano VI, a partir de su asunción había cambiado notablemente su actitud, y se mostraba inflexible y duro.
 
 
Los franceses optaron por aceptar la autoridad de Clemente VII, que no querido en Italia, se trasladó a la antigua sede de Aviñón. También contó con el apoyo de Escocia y España.
 
Los ingleses, italianos, alemanes y el pueblo de Flandes, aceptaron a Urbano VI.
 
El sucesor de Urbano VI, fue Bonifacio IX, quien ocupó el cargo entre los años 1389 y 1404, y el de éste, Gregorio XII (1406-1415). El de Clemente VII, fue Pedro de Luna, que tomó el nombre de Benedicto XIII. No gozó de popularidad, al extremo que Carlos V, le quitó autoridad.
 
La situación era insostenible. La autoridad de la cristiandad dividida, ponía dudas acerca de cual era la legítima, y se imponía una solución al problema. La Universidad de París, estableció tres formas de poner fin a la engorrosa situación: La primera consistía en que ambos Papas abdicaran, la segunda, que se reuniera un Concilio y decidiera definitivamente la cuestión, y la tercera, la designación de un árbitro con acuerdo de partes.
 
Para poner coto a este conflicto, y aceptando la segunda solución, se reunió el Concilio de Pisa, que inició sus actividades el 25 de marzo de 1409, donde ambos Papas fueron acusados por los canonistas Zabarella y Pedro de Ancarano, y depuestos, el día 5 de junio.
 
Para la elección del nuevo Papa, había veinticuatro cardenales presentes, que se reunieron en concilio, resultando elegido, Pedro Philargés un docente franciscano, que asumió como Alejandro V. A partir de entonces, a los dos Papas en disputa, que no aceptaron la decisión del concilio, se les sumó el Papa de Pisa.
 
A la muerte de Alejandro V, acaecida el 17 de mayo de 1410, fue designado como su sucesor, Baltasar Cossa, quien asumió como Juan XXIII.
 
 
B- Con respecto a la relación del Papa con los concilios tenemos la explicación en el punto 1 de este estudio.La cual sostiene que si bien nadie está en posición para excomulgar a un Papa si éste no observa las Tradiciones pre-escritas en la Iglesia y persiste en herejías después de previas amonestaciones, ya habrá sido desechado del Cuerpo Místico de Cristo por voluntad propia. Estando las Autoridades Eclesiásticas competentes en condiciones de elegir un nuevo Papa.
 
C- Solución del conflicto.
 
 
Como ya se mostró existen tres líneas que se atribuyen legitimidad:
 
 
*Línea de Roma: Urbano VI, Bonifacio IX, Gregorio XII.
 
*Línea de Aviñon: Clemente VII, Benedicto XIII 
 
*Línea de Pisa: Alejandro V, Juan XXIII
 
 
En cuanto a Gregorio XII hizo leer un decreto por el que convocaba el concilio de Constanza (cuya legitimidad confirmaba de esta manera) ante Segismundo y renunció al pontificado dejando en manos del concilio la continuidad de la línea Apostólica siendo Martin V el nuevo Papa electo.
 
 
En lo tocante a Benedicto XIII fue finalmente depuesto por el Concilio el 26 de julio de 1417 como cismático y hereje.
 
 
Referente a Juan XXIII fue destituido, arrestado y hecho prisionero el 29 de mayo de 1415.
 
 
Los obispos ordenados por los antipapas luego fueron admitidos por Martin V y entraron en obediencia con él.
 
 
Solucionado esto y contestadas las objeciones nos queda simplemente meditar en la promesa de indestructibilidad de la Iglesia (Mt 16:18) y ver como las objeciones se disipan como neblina.

 

Concluyendo: 

 

A-No se puede alegar divisiones formales en la Iglesia Católica. 

B-La Santa Sede no está bajo el juicio de elementos ajenos a Ella dado Su carácter de canalizadora de los Misterios Espirituales.

C-Tenemos una promesa de indestructibilidad por parte de Dios Nuestro Señor (Mt 16:18), pero debemos continuar santificándonos cada vez más porque como dijo San Pablo en 2 Tim 2:20,

"Pero en una casa grande, no sólo hay vasos de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y asimismo unos para honra, y otros para deshonra."

D-Debemos seguir trabajando en pos de la Unidad Visible del Cuerpo de Cristo y cerrar las heridas del pasado, y así cumplir la Voluntad de Cristo expresada en Su última oración estando en la tierra, Juan 17:

"20 Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos,

21 para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.

22 La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno.

23 Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado."