Misión y anuncio de la Virgen María en la Economía de la Salvación.

1- María fue predestinada para llevar al Salvador en su vientre. Hay que aclarar que por predestinación entendemos desde el conocimiento previo de Dios (2 Ped 1:2), no desde una óptica herética monarguista calvinista, la cual manejaría como un títere a María en base al concepto de irresistibilidad de la Gracia dejando una voluntad mariana cautiva.

Dejo la confirmación patristica de esto:

“La verdad es que nuestro Dios Jesús, el ungido, fue llevado por María en su seno según la Economía Divina”.

(San Ignacio de Antioquía. Ad Efesios., XVIII).

http://www.acoantioquena.com/old/Espanol/SIgnacio_antioquia/Efesios-SIA.pdf

Por otro lado a veces se intenta despersonalizar a María en la Profecía de Isaias 7:14 y alegar que porque el Texto dice "virgen" ella es remplazable, es una falacia.

Porque el mismo Pablo en Galatas 4:4 la llama "mujer" a posteriori sabiendo que es María.

¿acaso ella es reemplazable por no haber sido nombrada?

También sabemos que el judaísmo se hereda por vía materna y los derechos legales por la vía paterna. Dado este entramado jurídico y sabiendo que Cristo no tiene padre humano, y la línea de José estaba bajo la maldición de Jeconías (comparar Jeremías 22:30 con Mateo 1:12) concluímos que María debía necesariamente ser hija única para que Lucas registre la línea Natural de Cristo a través de ella, dado que en las genealogías las mujeres no son tenidas en cuenta como eslabón genealógico. El caso excepcional es cuando no hay descendencia masculina (ver Nm 27, las mujeres no solo son tomadas en cuenta sino también tomadas TODAS por herederas como el verso 7 lo señala: "traspasarás la heredad de su padre A ELLAS"), y aun así como en Lucas para no nombrarla se da otro enfoque a la palabra "hijo" (como el caso de 1 Sam 24:16 que Saul llama "hijo" a David) e inscribir al esposo (ver Lucas 3:23 "José, hijo de Elí").

2- Otro texto profético que técnicamente habla de María es el Texto hebreo de Gen 3:15. Generalmente se emplea para "simiente" el sustantivo masculino ^era', con el sentido colectivo de "descendencia". Todo lo recoge, en la segunda parte del versículo, el pronombre masculino hü', cuya traducción deberá expresar la referencia a esa descendencia colectiva. Pero la tradición cristiana entendió habitualmente que el pronombre masculino singular hacía referencia a Cristo, y la tradujo por "él", en el sentido de un único descendiente. Como la tradición masorética ponia algunas veces la puntualización femenina a las consonantes h-w' ihi' - cf. Gen 3, 20; 23, 15), de ahí que diera pie a la lectura ipsa, "ella" en los manuscritos latinos de la Vulgata. Esta lectura hace que la cabeza de la serpiente sea pisada por la mujer, lo que ha reforzado el significado mariológico de Gen 3, 15 en la iglesia occidental.

La traducción del hebreo "zera" no siempre es masculino.

Fuente:

"María en el Nuevo Testamento" que se basa en una evaluación conjunta de estudiosos Católicos y Protestantes preparada por: 

Raymond E. Brown, Karl P. Donfried, Joseph A. Fitzmyer y John Reumann

Como se dijo arriba traducción del hebreo "zera" no siempre es masculino.

Ya que se los soloescrituristas se basan en el hebreo para decodificar el sentido del mensaje Antiguotestamentario, vayamos a la Profecía de Gn 3:15 en hebreo.

La "zera" que pisa la cabeza de la serpiente es María prefigurada en Eva, porque el Texto así lo demuestra, ya que los soloescrituristas creen que los Textos hebreos son infalibles, sujétense al idioma original, acepten que la mujer que pisa la cabeza de la serpiente es María y no se contradigan. Porque el Texto hebreo así lo señala y según ustedes es infalible (el testimonio de Jerónimo confirma la tradición masorética).

¡Qué irónico que en este estudio basado en expertos de la crítica Textual no haya discrepancias entre Católicos y protestantes!

En lo tocante al Texto de Gn 3:15 los soloescrituristas quedan en jaque, ya que nada hay en la Escritura que decodifique a tal simiente como Cristo. 

El margen de especulación radica en la inexistencia de las nekudot (vocales), pero si vamos al idioma original indudablemente la simiente es en base a la puntuación femenina que indica un colectivo (ya previamente consensuado entre Católicos, Protestantes y la tradición masorética). Por otro lado si quieren argumentar en base a ese margen que la simiente es masculina... adelante, pero dicha interpretación proviene de la Tradición. Por lo cual la solascriptura se les va por el inodoro.

Porque aunque se pretendan agarrar de que la descendencia es Cristo como lo dice Pablo en relación a Abraham (Gal 3:16), de Abraham salieron también los musulmanes (Gn 16:16,17:20) y otros pueblos (Gn 25:1-6), por lo cual para anular todo margen de especulación Pablo nos dice que el Mesías es nacido de mujer 4:4, y más aun se cierra dicho margen porque como se dijo anteriormente el judaísmo se hereda por vía materna.

Dejo la explicación judía:

http://es.chabad.org/library/article_cdo/aid/1242499/jewish/Por-qu-la-Condicin-de-Judo-se-Hereda-a-travs-de-la-Madre.htm

Por lo cual María es una flecha que nos indica de donde vendrá el Salvador.

3- En base a lo anterior si bien sabemos que Israel fue un hombre, las tipologías son femeninas (por el asunto de la herencia ya explicado).

Con respecto a la crítica de la mujer de Gn 3:15 podemos proyectar Eclesiológicamente a Eva en María por el asunto de las enemistades eternas (mujer vs serpiente), y porque la Iglesia se personifica en María en Ap 12, ya que María fue quien dió a luz al Cristo (desde ahí cesa la tipología mariana).

Con respecto a asociar la simiente como Cristo es lo más acertado visto desde la óptica profética ya consumada, porque en efecto María no fue herida en el talón por la serpiente (Ap 12:9) sino Cristo en la crucifixión (Lc 24:40).

Pero todo esta interpretación en base a desechar la sola scriptura, ya que como se dijo anteriormente el Texto hebreo toma a la palabra "zera"/simiente en sentido colectivo de descendencia. Solo por medio de la tradición oral se puede asociar a Jesús con dicha simiente.

Por lo cual podemos apreciar una falta de desarrollo en la Economía de la Profecía en el momento que fue dada, y a la Tradición Oral como proveedora de Suficiencia Formal para la primer Profecía Mesiánica.

4- Con toda seguridad recordamos las palabras de Ireneo (180 DC) cuando escribió:

"De la misma manera que aquella -es decir, Eva- había sido seducida por el discurso de un ángel, hasta el punto de alejarse de Dios a su palabra, así ésta -es decir, María- recibió la buena nueva por el discurso de un ángel, para llevar en su seno a Dios, obedeciendo a su palabra; y como aquella había sido seducida para desobedecer a Dios, ésta se dejó convencer a obedecer a Dios; por ello, la Virgen María se convirtió en abogada de la virgen Eva. Y de la misma forma que el género humano había quedado sujeto a la muerte a causa de una virgen, fue librado de ella por una Virgen; así la desobediencia de una virgen fue contrarrestada por la obediencia de una Virgen..." (Adv. Haer., 5, 19, 1).

El Concilio Vaticano II siguió la misma línea promulgando en la Constitución Lumen Gentium:

"El Padre de las misericordias quiso que el consentimiento de la que estaba predestinada a ser la Madre precediera a la Encarnación para que, así como una mujer contribuyó a la muerte, así también otra mujer contribuyera a la vida" (Lumen Gentium, 56).

Y el Catecismo señala:

La Virgen María "colaboró por su fe y obediencia libres a la salvación de los hombres" (LG 56). Ella pronunció su "fiat" loco totius humanae naturae("ocupando el lugar de toda la naturaleza humana") (Santo Tomás de Aquino, S.Th., 3, q. 30, a. 1 ): Por su obediencia, ella se convirtió en la nueva Eva, madre de los vivientes.[CIC numeral 511].